miércoles, 11 de septiembre de 2013

Juan Manuel Nuñez Portillo

Juan Manuel Nuñez Portillo ha sido uno de nuestros alumnos premiados este pasado verano, por lo que le ofrecimos la posibilidad de usar este medio para que nos contara su experiencia.

Juan Manuel, el primero por la izquierda, junto con dos de sus compañeros

Aquí les dejo las palabras de Juanma en la que nos agradece haber puesto un granito de arena en su formación. Nosotros te agradecemos a ti también, el haber sido uno de nuestros alumnos más brillantes. Gracias.

"Dicen que la suerte es estar en el lugar y en el momento adecuado. Y así es. De no ser por mis compañeros, nunca hubiese conocido la jornada andaluza de puertas abiertas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de primera mano, y probablemente tampoco su existencia. Pero hubieron de confluir varios factores más para que finalmente pudiese asistir a dicho evento junto a mis compañeros Aníbal Salvador y Francisco José Lara. 
Entre tales factores cabe señalar la buena disposición del actual director del centro Rafael Vergara y del profesor José Manuel Camacho, quienes se encargaron de realizar la tarea de inscripción, ofreciéndose este último a acompañarnos.
Sinceramente nuestra actitud ese día no era demasiado optimista. Camacho (como nosotros lo llamamos) lo sabe. El hecho de proceder de un instituto de pueblo hacía que afrontáramos la jornada simplemente como la oportunidad para aclarar un poco nuestras ideas, sin prestar demasiada atención a los premios relacionados con aquel acto. La jornada terminó entre risas cuando regresábamos a Arahal con bastantes folletos aclaratorios en las manos.
Parecía ya sólo un buen recuerdo en pleno verano, una vez desprovisto de los nervios propios de selectividad y del curso, hasta que leí aquello uno de estos no muy frecuentes días que “apetece” levantarse temprano y revisar la bandeja de entrada del correo electrónico. Al parecer, la nota del test  junto con la de selectividad son la llave para un premio consistente en dinero y en el reembolso de los gastos de matrícula, algo que es evidentemente bien recibido en estos momentos y circunstancias.
No obstante, hay quien dice, y en ello estoy igualmente de acuerdo, que la suerte es proporcional al trabajo y esfuerzo invertido. Por ello, veo necesario agradecer ambos aspectos a todas las personas que conforman la esencia del IES La Campiña y que permiten que año tras año vayamos alcanzando una magnífica base de cara a nuestro futuro profesional y personal. Ha sido sin duda este centro el lugar adecuado para mí."

Juan Manuel Núñez



No hay comentarios:

Publicar un comentario